Mi p**a vida ya es una huelga a la japonesa

By Li

Posted in , | Tags : ,

Voy a contar la verdad: me lo había montado de puta madre para hacer la huelga mañana hasta que la cosa se empezó a torcer. Mi plan inicial era adelantar durante la semana (¡aunque son fiestas!) para dejarme el día de mañana despejado a tope y poder hacer huelga. Y luego está la huelga de cuidados, claro, que tengo un bebé de cinco meses que toma lactancia materna exclusiva. Una amiga me dijo que lo mejor era que me sacara leche a porrones para que un hombre se la diera mañana y eso me pareció una puta exageración: disfruto dando el pecho a mi hijo y no pienso dejar de hacerlo a no ser que no me quede otro remedio. Además, sacarme toda la leche de un día es casi una jornada laboral completa y eso se otro contrasentido.

Luego Vampirito empezó con su estado de Gremlin semi-permanente (llora casi con cualquiera que no sea yo) y esta semana no ha sido posible adelantar prácticamente nada de trabajo, así que ayer llamé a mi feminista de cabecera para consultarme. Con el feminismo me pasa como con la infertilidad: para algunas personas nunca se es lo bastante feminista como tampoco se es lo bastante infértil. Mi feminista de cabecera es muy feminista pero también es muy sensata. Le pregunté directamente: “¿Cómo puedo hacer la huelga si tengo casi imposible hacerla?”. Y me dijo: “Pues como puedas y hasta donde puedas llegar, porque cada caso es cada caso”.

Así que he adelantado casi todo el curro de mañana para limitar mi hornada a ir a una reunión que tuve que reubicar porque Vampirito estaba insoportable y con un cliente que el viernes se va de viaje. Espero que no surja ningún otro imprevisto porque la cosa se complica a la mínima.

Hace unas semanas le pedí a V padre que se cogiera fiesta él para que yo pudiera hacer la huelga y, para mi sorpresa, me dijo que no podía porque su encargado (el que está por debajo de él) ya le había pedido el día porque son fiestas. Pero me vio agobiada con el curro y con mis neuras de si no estaré siendo una buena feminista ni una buena madre y negoció con él partirse el día, así que mañana por la tarde, V Padre se hará cargo del bebé y yo me limitaré a hacer las cosas que disfruto, como darle el pecho o no dárselo durante un buen rato y tomarme una cerveza, que son fiestas. La elección será mía.

Y ahora a lo que vamos… ¿Por qué hago la huelga (dentro de mis posibilidades)?

  • Porque estoy hartísima de que me recriminen que he bajado el nivel de curro por ser madre (y por tanto, mujer)
  • Porque estoy hartísima de la condescendencia
  • Porque durante muchos años tuve los típicos jefes machirulos y tan mezquinos que parecían sacados de una novela de Dickens que me traumatizaron con lo de ser madre y me acojonaron con que me quedaría sin curro, no podría pagar la hipoteca y el banco se quedaría mi casa (no tan exagerado, pero era su discurso)
  • Porque yo también he cobrado menos que un hombre haciendo el mismo curro
  • Porque también me han preguntado en una entrevista de trabajo si pensaba ser madre
  • Porque durante muchos años he tenido que ir a las reuniones con tacones de palmo, maquillaje casi de cyberpunk y fingir muy mala hostia para que me tomaran en serio por ser mujer (y mujer pequeñita, la rehostia ya)
  • Y porque tengo un millón más de porques y casi cada minuto de mi puta vida es una huelga a la japonesa

(La foto es de un día cualquiera en mi casa, sacándome leche mientras intento currar y tal…)

Share this story

About The Li

No comments yet.

Deja un comentario

Coletilla legal que me obliga a poner la RGPD


Responsable: Lidón Barberá // Finalidad: Moderar los comentarios // Legitimación: Consentimiento // Destinatarios: No se comunicarán a terceros //Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido // Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado // Contacto: lidon@bjordan.es//Información adicional: Consulta la política de privacidad para cualquier duda

Comment

  Acepto la política de privacidad


btt