Adaptándonos a la locura

Lo he llevado más o menos bien hasta hoy y, diría que como consecuencia, Víctor lo ha llevado bien hasta hoy. Todo ha sido llevadero mientras mi única prioridad ha sido él, pero todo se ha ido al traste cuando mi lista se tareas de trabajo por hacer va creciendo casi al mismo ritmo que...

El teletrabajo son los padres (o los abuelos)

Si me pidieran un consejo sobre cómo teletrabajar lo tendría claro: vete de casa. Pero, claro, entonces no sería teletrabajo. Al margen de que ahora, con el Coronavirus, parece que no nos queda otra, constantemente nos lo venden como la panacea de la conciliación: si trabajas desde casa tienes mucha suerte porque puedes pasar tiempo...

De milagritos y ochos de marzo

Últimamente ha habido una pequeña epidemia de ‘milagritos’ en la infertilpandy. Cuando hablo de ‘milagrito’ me refiero a esos embarazos que llegan, por fin, de forma natural después de sufrir muchísimo para tener el primer hijo. Son embarazos que incluso sorprenden a mujeres que estaban ya pensando en volver a tratamientos para poder llevar a...

Una de Disciplina Positiva

El taller de Disciplina Positiva en el que hemos participado las últimas semanas nos ha servido para tener una cosa más que clara: llevamos una vida de mierda. Y eso ya lo sabíamos, pero a veces es complicado ver el alcance de todo hasta que no te queda otra que reflexionar, porque eso es lo...

Las semanas que no salen

Con este post, ya es oficial, dejo de autoengañarme: el trabajo no sale de lunes a viernes. Da igual todas las formas que elija de reorganizarme y todas las películas que me cuente porque no puedo sacar todo mi trabajo entre semana. Es imposible. Cada semana por unas historias, pero llevo más de un mes...

Lo mejor para mi hijo

Una de las cosas que he sacado en claro este último año y medio es que lo mejor para mi hijo no tiene por qué ser lo mejor para mí y tampoco para mi familia. De hecho lo mejor para mi hijo puede ser catastrófico para mí. Hace 2 años, cuando el niño ni siquiera...

¿Pequeños grandes pasos?

2019 fue un buen año que se torció. Terminamos el año agotados, sobresaltados y al borde del ataquito de ansiedad cada dos por tres. Quizá por eso, diciembre fue un mes de pensar. Me vinieron genial las vacaciones de Víctor padre porque pudimos hacer algo tan básico como, oh sorpresa, hablar. Y no me refiero...

¿Compramos demasiada ropa para lxs niñxs?

Lo lógico, si yo fuera una persona metódica, es que este post fuera una continuación de uno introductorio en el que hablara de lo mucho que me ha sacudido esto del consumismo relacionado con la maternidad, pero esas cosas sesudas siempre las escribo al final, cuando he conseguid destilar lo que pienso hasta convertirlo en...

#Mi2019Bloguero (por decir algo)

He empezado el año comiendo delante del ordenador una ensalada prefabricada. La gran diferencia es que estoy en mi despacho y no en casa. Eso es un paso, aunque no lo parezca. Supongo que en mi lista de propósitos inconscientes me habré planteado escribir más en este blog en el año que comienza, pero la...